Compartir  

Foro PILOT 2002 - Integración Cliente-Proveedor: El caso Opel

Integración Cliente-proveedor en el sector del automóvil: El caso de Opel España.

Mesa redonda: Opel con 2 de sus proveedores CEFA  y Frape Behr

La experiencia de Opel España y dos de sus proveedores, CEFA y Frape Behr, como referentes en la integración de la cadena de suministro y en la colaboración cliente-proveedores.

CEFA, OPEL España y Frape Behr en el Foro PILOT 2002

Juan Manuel Blanchard de Celulosa Fabril, S.A.,  Antonio Pérez Bayona de Opel España y Alberto Santamaría de Frape Behr, S.A

 

Antonio Peréz Bayona de OPEL España en el Foro PILOT 2002

Le corresponde abrir la ponencia a Antonio Pérez Bayona, representante de Opel España, empresa en la que ejerce la función de director general de manufacturas. En una breve intervención, trata de esbozar la realidad actual y la trayectoria de la planta de ensamblaje de automóviles de Opel España en Figueruelas, Zaragoza, así como la evolución que ha tenido el parque de proveedores que abastecen de piezas y materiales a la planta.

La realidad actual de Opel España cabe ser definida mediante las cifras de producción y empleo que arrojó el pasado ejercicio 2001: la planta alcanzó un nivel de producción de 1.850 vehículos completos diarios, más 680 equipos de componentes enviados para ser ensamblados en otras dos plantas del grupo Opel-GM (Azambuja, en Portugal, y Eisenach, en Alemania). En cuanto al empleo, y para dar idea de lo que este volumen de producción requiere en cuanto a logística y manejo de materiales, fueron 992 los empleados ocupados directamente de estas tareas en la planta de Opel España.

En cuanto a la evolución del parque de proveedores, la realidad es que el número de éstos instalados físicamente en el entorno de la factoría no ha dejado de crecer, en lo que representa un impacto decisivo en la economía aragonesa. Tomando como referencia el inicio de la actividad de la planta, que tuvo lugar en 1982, el Sr. Pérez Bayona distingue hasta cuatro fases distintas en la relación entre Opel y sus proveedores directos:

  • En una primera fase, la selección de los proveedores y su instalación en el entorno de la factoría se haría como respuesta a una búsqueda de ventajas de coste. En este caso, es obvia la optimización de los costes logísticos y de desplazamiento a la planta.
  • Una segunda fase tuvo lugar con el despliegue del sistema SILS (supply-in-line system): es decir, el sistema de aprovisionamiento directamente a la línea de producción, sin stock intermedio, de determinados componentes. El despliegue inicial de este sistema tuvo lugar en 1986.
  • Una tercera fase coincidió con el inicio de la subcontratación de actividades (outsourcing) que comienza en 1993: una parte de la actividad industrial que realizaba Opel España con cargo a sus propios medios productivos y a su propio personal se transfiere a terceros, que se especializan en esas tareas y pueden llevarlas a cabo de un modo más eficiente.
  • Por último, la más novedosa iniciativa de integración de proveedores la constituye la puesta en marcha, a partir de 1998, de un centro de secuenciación de piezas, donde se consolidan los componentes enviados por diferentes proveedores para ser entregados directamente a la línea de montaje de Opel España.
  •  

Juan Manuel Blanchard de CEFA en el Foro PILOT 2002

A continuación interviene Juan Manuel Blanchard, Director general de Celulosa Fabril, S.A. (CEFA), una firma aragonesa centrada en la elaboración de piezas y subconjuntos para los principales fabricantes de automóviles. En concreto, son responsables de fabricar el salpicadero del nuevo modelo Opel Corsa.

El Sr. Blanchard comienza su intervención tratando de describir cuáles son las condiciones en el entorno de la industria del automóvil que favorecen una mayor integración entre ensambladores y sus proveedores. Él identifica hasta cuatro factores:

  • El ritmo de cambio acelerado de la industria.
  • La condición de enfrentarse a un mercado global, con lo que ello supone en cuanto a aumento del nivel de competencia.El propio desarrollo de los proveedores en cuanto a su competencia y su capacidad tecnológica.
  • El aumento paulatino del "peso" que han adquirido las piezas que los ensambladores compran a sus proveedores en el coste final del vehículo (que actualmente supera ya el 70%).

La forma en que los fabricantes y sus proveedores pueden enfrentarse a esos retos es, precisamente, la integración. Pero para que esa integración tenga éxito, el Sr. Blanchard identifica una serie de factores o condiciones necesarias, que son las siguientes:

  • La adjudicación "avanzada" de contratos (es decir, que incluya también las fases de diseño y concepción de las piezas y no se limite a la mera fabricación).
  • El compromiso de respetar un "coste admisible" en la fabricación, que deje un margen razonable al proveedor al tiempo que permite una oferta final del vehículo a un precio competitivo.
  • Establecer relaciones a largo plazo entre el fabricante y sus proveedores.
  • En ese contexto, los proveedores de 1er nivel deben contar con una capacidad tecnológica y organizativa suficiente.
  • Los proveedores deben ser, como consecuencia, proactivos e involucrados en el proyecto del fabricante con quien se asocian.
  • Por último, para que todas estas condiciones de operación puedan llevarse a la práctica, es necesario contar con las tecnologías más avanzadas de comunicación y transferencia de información.

En el caso de CEFA, el proceso de integración con sus clientes ha tenido un impacto altamente significativo en la forma de trabajar de dos grandes áreas de la empresa: por un lado, el área de ingeniería y gestión del proyecto; y, por otro, el área de fabricación y suministro del producto. Para ilustrar hasta qué punto ha cambiado la forma de trabajar de CEFA en estas áreas, el Sr. Blanchard puso como ejemplo la integración con otro de sus clientes, Balay, dedicado a la fabricación de electrodomésticos. CEFA está encargada de la fabricación y entrega en línea de las cubas de sus lavadoras, para lo que sigue una estrategia shop in shop, es decir, trabaja físicamente con sus equipos y su personal en la propia planta del cliente.

Como colofón a su intervención, el Sr. Blanchard quiso extraer una serie de conclusiones respecto de cuáles son las tendencias que él observa respecto de la integración entre clientes y proveedores en el sector del automóvil. Entre ellas, destacó:

  • El nivel de integración va a seguir aumentando.
  • Va a producirse un aumento en el tamaño de los módulos o subsistemas que los proveedores entregarán a los ensambladores (cada uno de ellos compuesto de un número cada vez mayor de piezas individuales).
  • La filosofía de integración habrá de extenderse a toda la cadena de suministro (los proveedores de 1er nivel tendrán que poner en marcha iniciativas similares con sus propios proveedores).
  • Como consecuencia, el número de proveedores se reducirá.
  • Se requerirá de alianzas globales entre proveedores multidisciplinares, que combinen sus capacidades para la fabricación de determinados subconjuntos.

 

Alberto Santamaría de Frape Behr en el Foro PILOT 2002

La tercera y última intervención corresponde a Alberto Santamaría, que interviene en calidad de Director Industrial de Frape Behr, S.A. Frape Behr es una firma multinacional especializada en tecnologías de refrigeración del motor y climatización interior para la industria del automóvil. En España mantiene tres plantas productivas y un centro de desarrollo. Es responsable de ambos sistemas (refrigeración y climatización) en el nuevo modelo Opel Corsa.

El Sr. Santamaría comienza por subrayar la cualidad que debe distinguir a todo proveedor de 1er nivel que aspire a trabajar para uno de los grandes fabricantes de automóviles: la flexibilidad. La línea productiva del cliente, en este caso Opel España, nunca debe parar. Nunca puede quedarse sin los componentes que entrega el proveedor. Y éste debe organizarse del modo que crea conveniente para cumplir con esa premisa básica.

Y, además de la flexibilidad, debe estar la calidad. Las exigencias en los niveles de calidad que los fabricantes exigían a sus proveedores hace cinco años ya no sirven hoy en día: esas exigencias se hacen cada vez más y más altas. Para hacer frente a ese reto de la calidad, Behr pone en juego su propio sistema de aseguramiento de la calidad "cero defectos", basado en los siguientes aspectos clave:

  • La relación directa con el cliente. En el caso de Opel España, Frape Behr mantiene un miembro de su personal de manera permanente en la planta de Figueruelas, con el fin de hacer un seguimiento permanente del aprovisionamiento de componentes.
  • La calidad tanto del proceso como del producto acabado.
  • La calidad interna, que se sintetiza en el llamado Sistema de Producción Behr (BPS).
  • La calidad exigida a los proveedores de 2º nivel (Tier 2) que abastecen a Frape Behr: también ellos deben integrarse del modo en que Frape Behr lo hace con Opel. El Sr. Santamaría cierra su intervención, precisamente, destacando a alguno de sus proveedores más importantes: Delphi, Gate España, Gemiplast.

 

Zaragoza, 5 de mayo de 2002

Valoración  Valoración: 1Valoración: 1Valoración: 1Valoración: 1Valoración: 1
Vota  Vota 1 sobre 5Vota 2 sobre 5Vota 3 sobre 5Vota 4 sobre 5Vota 5 sobre 5

Responsabilidad Social Empresarial en Aragón

Plan de Formación Avanzada para Empresas de Aragón

Plan de Empresa Familiar de Aragón

Plan de Excelencia Empresarial en Aragón

 

Innovación en Programa ARAGÓN EMPRESA

Línea Franquicias de Programa ARAGÓN EMPRESA

Cooperación y Clusters

CEX - Centros de Excelencia

 
Gobierno de Aragón
ARAGON EMPRESA - programa de mejora competitiva
© 2019 Instituto Aragonés de Fomento
c/Valenzuela 9 · 50004 Zaragoza · 976 702 104 / 976 702 100